¿Necesitas asesoramiento?

Paulownia imperialis tomentosa

Al comprar este producto puede obtener hasta 9 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 9 puntos que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 1,80 €.


Nuevo

Árbol con tronco sinuoso y ramas pelosas curvadas hacia arriba, con la corteza gris-parduzca, lisa.

Soporta temperaturas hasta 20º bajo 0.

Más detalles:

42,50 €

- +

Nombre científicoPaulownia imperialis tomentosa

Nombres populares: Paulonia, árbol dedalero, árbol de la emperatriz, kiri.

Sinónimos: Paulownia imperialis, siebold y zucc.

Familia: Scropulariáceas.

Origen: China.

Generalidades: Las paulownias se cultivan en parques y jardines como ejemplares aislados. Se plantan entre principios del otoño y finales de la primavera, con el pan de tierra, porque las plantas a raíz desnuda no soportan trasplante. Se pueden utilizar como árboles de sombra, con las podas adecuadas.

Características: Árbol con tronco sinuoso y ramas pelosas curvadas hacia arriba, con la corteza gris-parduzca y lisa. Los troncos son resistentes al viento, como cualquier otro árbol. Las hojas, con largos pecíolos, son grandes, cordiformes, enteras o lobuladas; las flores son de color azul-violáceo, perfumadas, reunidas en panículas erectas que se abren en la primavera. Son árboles que crecen mucho en sus hábitats. Se dice que pueden alcanzar un crecimiento diario de unos 20 cm., en las selvas de Centro América.  

Floración: Florece en la primavera, a partir del segundo año de vida. 

Fruto: Son cápsulas ovato-agudas con dos valvas, persisten durante mucho tiempo en la planta; contienen muchísimas semillas aladas.

Multiplicación: Por esquejes. La siembra se efectuá hacia finales del invierno principios de la primavera, en una mezcla de turba y arena a partes iguales, en un lugar resguardado pero sin calefacción.

Tamaño planta adulta: Puede alcanzar los 15 metros de altura.

Iluminación: Las paulownias prefieren una exposición al sol directo, pero se adaptan también a la sombra parcial. Se deben evitar posiciones expuestas a los vientos, porque dañan las hojas.

Temperatura: Se trata de plantas resistentes a las altas y a las bajas temperaturas, pero las heladas tardías pueden perjudicar la floración.

Trasplante: Finales del invierno, principios de la primavera.

Suelo: Prefieren tierras fértiles, bien drenadas, neutras o ligeramente ácidas, pero también toleran otros tipos de tierras, siempre y cuando no sean excesivamente húmedas o secas.

Riego: Es necesario para las plantas jóvenes después de la plantación definitiva o en los períodos de sequía prolongada. Si se desea hacer una plantación con este tipo de árboles, debemos tener en cuenta la salinidad del agua, ya que retrasa el proceso de crecimiento. Si por el contrario, se quiere utilizar como árbol ornamental, no hay mucho problema, su crecimiento será más lento. Aunque en ambos casos, existe el riesgo de que no se adapte a todos los lugares. Todo depende de la cantidad de sal que contenga el agua de riego.

Abonado: El abonado orgánico es excelente, así como el abonado con nitrato amoniaco. Abonar según el calendario con abono para árboles.

Podas: La poda no es necesaria; es suficiente con eliminar las ramas secas, deterioradas o mal orientadas. Si se corta el tronco por la base, las plantas emiten numerosos vástagos, a menudo con hojas enormes, que raramente producen flores.

Opiniones

Desplegable