Arecastrum romanzoffianum

Al comprar este producto puede obtener hasta 13 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 13 puntos que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 2,60 €.


Nuevo

Los cocoteros también conocidos como syagrus o arecastrums son palmeras ideales para formar grupos, ejemplares aislados, en alineaciones en avenidas dan una gran categoría.

Más detalles:

24,55 €

- +

Accesorios

Nombre científico: Syagrus romanzoffiana.

Nombre común: Palmera reina, coco plumoso, pindó, arecastrum romanzoffiana, cocotero.

Família: Arecaceae.

Origen: La palmera reina es oriunda del sur de Brasil, del norte de Argentina, de Paraguay y de Uruguay. Forma un biótopo entorno a las cataratas del Iguazú, situadas entre Brasil y Argentina. Dónde crecen miles de ejemplares de esta especie.

Características: Palmera de gran tamaño y de follaje plumoso, de aspecto muy exótico. Sus foliolos son numerosos, de color verde oscuro. Sus peciolos son inermes (sin pinchos) al igual que las hojas. El estípite (tronco) es más o menos grueso dependiendo de las condiciones de cultivo. Es recto en forma de columna, liso y grisaceo, marcado por cicatrices anulares. En una primera fase es de crecimiento rápido, apartir de la floración, su crecimiento es más lento.

Flores: Las inflorescencias son cortas y aparecen en la axila de las hojas. Todos los Syagrus son monoicos, y una única planta puede producir semillas.

Fruto: Sus frutos son ovoides y miden 4 cm. Anaranjados al madurar contienen una semilla única, de 2 a 3 cm, rodeada por una pulpa ácida fibrosa. Son comestibles, tanto la fibra externa anaranjada, como el albumen del interior de la semilla, blanco y del mismo sabor que el coco (cocos nucifera).

Tamaño planta adulta: En condiciones óptimas puede superar los 15 metros de altura.

Iluminación: Totalmente a pleno sol, no apta para interiores.

Temperatura: Las palmeras adultas pueden soportar temperaturas de hasta -6ºC, en periodos de corta duración y esporádicas. A está temperatura podían quemarse algo sus frondes, pero en general la palmera sobreviviria a este accidente meteorológico. Los ejemplares más jóvenes pueden verse afectados a -3ºC.

Suelo: En su hábitat natural crece en terrenos húmedos, a orillas de los cursos de agua y en los bosques, por eso hay que proporcionarle en nuestro jardín un suelo profundo, rico en nutrientes orgánicos, y mucha humedad, sobre todo en la estación cálida. También que drenen bien.

Riego: Cultivada en nuestros jardines, requiere de abundantes riegos, sobre todo en la estación estival, y en periodos invernales secos.

Abonado: Agradece los abonos orgánicos y minerales, en el periodo vegetativo, o sea el verano.

Podas: Sólo hay que eliminar las hojas secas respetando la forma de la corona.

Trasplante: Resiste bien los trasplantes, incluso en su fase adulta.

Reproducción: Por semilla, que tarda en germinar unos 3 meses.

Aplicaciones: Excelente palmera de gran belleza, que decorará nuestro jardín dando ese toque tropical que buscamos. Formando grupos, ejemplares aislados, en alineaciones en avenidas dan una gran categoría. Aunque no es una de las palmeras más elegantes en la decoración de interiores, los ejemplares jóvenes se pueden adaptar en lugares muy iluminados siempre y cuando se le prodiguen los cuidados oportunos.

Opiniones

Desplegable