Alcachofa tudelana

No hay puntos de recompensa para este producto.


Nuevo

Las alcachofas son hortalizas muy utilizadas en la dieta mediterránea y en dietas de adelgazamiento. En forma de esqueje.

Más detalles:

1,77 €

- +

Accesorios

Nombre científico: Cynara scolymus.

Nombres populares: Alcachofa. 

Generalidades: Las alcachofas son hortalizas muy utilizadas en las dietas mediterráneas y en dietas de adelgazamiento. Alimento diurético, depurativo, hepático y renal. Activadora de las funciones del hígado en general. Favorece la digestión de las grasas, es un alimento perfecto utilizado en mudas dietas. Se le atribuyen propiedades que actúa contra la celulitis y el embellecimiento de la piel.

Características: La duración de una planta de alcachofa es de 3 años, siendo el segundo año el que más producción realiza.

Frutos: La época de recolección de las alcachofas es desde primeros del otoño hasta finales de la primavera, variando un poco dependiendo de la climatología. A la hora de la recolección no cortar la primera alcachofa, que nace en el centro hasta que no se vean nuevas alcachofas en camino.

Multiplicación: Su reproducción es por estaquilla, a mediados del verano, necesitando bastante cantidad de agua para su enraizamiento,  por ello, es aconsejable comprar las plantas enraizadas.

Tamaño planta adulta: Su tamaño aproximado será de 75 a 100 cm. de altura, que alcanza el segundo año.

Iluminación: Pleno sol.

Trasplante: La época adecuada para plantar la alcachofa es al final del verano, por división de rizomas, después del trasplante es muy importante un buen riego sin encharcamientos.

Riego: El riego es muy importante, sobre todo en noches de frío, un campo de alcachofas terminado de regar, suele soportar mejor  las bajas temperaturas que uno seco. 

Temperatura:Las bajas temperatura afectan tanto a la planta como al producto, aunque la planta no suele llegar a morir, si se verá afectada la producción y  no volverá a  producir hasta que no brote de nuevo. Es una planta idónea al clima templado.  Puede llegar a soportar heladas de pocos grados bajo cero en períodos cortos.

Suelo: La Alcachofa necesita suelos profundos y cultivarla arriba de caballones.

Abonado: Es aconsejable proporcionar repetidas dosis de abonos nitrogenados  durante el desarrollo de la planta, y antes de la plantación un buen abonado de fondo a base de estiércol del caballo.

Podas: En verano se poda casi hasta el suelo,  para que rebrote con fuerza  para la nueva temporada.

Enfermedades: Controlar el nivel de caracoles que suelen cobijarse debajo de la planta  y salen a alimentarse por la noche. También controlar pulgones y orugas, aprovechando al mismo tiempo incorporar un fungicida, sobre todo para combatir el “oidio” ó “blanqueta”.

Opiniones

Desplegable