Grosella Blanca
Grosella Blanca
Grosella Blanca
Grosella Blanca

Grosella blanca

8199
8,41 €
Con IVA
Disponibilidad: En stock

La grosella blanca es una variedad de la misma especie, Ribes rubrum, se diferencia por su menor acidez y su carencia de color de la fruta. Se cultiva principalmente para producir mermeladas y platos cocinados, aunque también consumirse fresca. 

Nombre científico: Ribes rubrum

Nombres populares: Grosellero, ribes, grosella, grosellero blanco, cassis, corinto, zarzaparrilla blanca.

Variedad: Amarilla

Familia: Saxifragáceas

Origen: Europa Occidental

Generalidades: La grosella blanca es una variedad de la misma especie, Ribes rubrum, se diferencia por su menor acidez y su carencia de color de la fruta. Se cultiva principalmente para producir mermeladas y platos cocinados, aunque también consumirse fresca. También se suele emplear en la elaboración de sopas y postres de verano, y se usa en diversos rellenos para tartas.

Características: Sus hojas son desiduas, con tallos finos, muy ramificados.

Flor: Las flores son de un discreto color entre verde y amarillo, organizadas en racimos, maduran produciendo unas bayas comestibles.

Floración: Florece desde finales del invierno hasta principios de la primavera.

Fruto: Su fruto es la grosella blanca o zarzaparrilla blanca, una baya que nace en racimo de granos blancos de piel lisa. Su fruto es menos ácido que el de la grosella roja.

Multiplicación: Por esqueje, los vástagos enraizados o la división de matas. Las partes obtenidas se deben plantar en otoño al aire libre, en un lugar resguardado.

Tamaño planta adulta: Puede alcanzar entre 1 y 1,5 m de altura, llegando ocasionalmente a los 2 m.

Iluminación: Se puede plantar tanto al sol directo como en una posición parcialmente sombreada.

Temperatura: Son resistentes tanto a las altas como a las bajas temperaturas y prefieren zonas frescas y húmedas.

Suelo: Fértil y bien drenado.

Riego: Debe ser abundante y frecuente en primavera-verano, mientras que en invierno es suficiente con mantener la tierra apenas húmeda. Para mantener una humedad constante se puede efectuar un acolchado en primavera con paja, hojas u otro material orgánico.

Abonado: Abonar con abono líquido para frutales.

Podas: Eliminar las ramas secas o deterioradas.

Enfermedades: La antracnosis está provocada por el hongo Pseudopeziza ribis y causa manchas foliares y amarilleo, con la caída de las hojas, se controla con productos a base de cobre.

TRATAMIENTO DE LOS FRUTALES:

Los frutales se deben pulverizar dos veces al año: 1º tratamiento se realiza en otoño antes de la caída de las hojas, 2º tratamiento se realiza en primavera antes de la floración.

-        Fungicida cobre: 1 sobre (50 gramos) para 10 litros de agua.

-        Anti cochinillas: 10 c.c. para 20 litros de agua (0.5 c.c. / 1 litro de agua).

Se pueden mezclar los dos productos.

Otros clientes también compraron:

Opiniones

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar tu experiencia en nuestros sitios. (Leer condiciones)