Manzano red fuji

964
13,59 €
Con IVA
Disponibilidad: En stock

Los manzanos son de climas cálidos. Son especies exigentes en frío y menos sensibles a las heladas primaverales, por ser de floración más tardía.

Tamaño frutales:

Accesorios imprescindibles

Nombre científico: Pyrus comunis.

Nombres populares: Manzano.

Variedad: Fuji.

Familia: Rosáceas.

Origen: Japón.

Generalidades: Los manzanos son de climas cálidos. Son especies exigentes en frío y menos sensibles a las heladas primaverales, por ser de floración más tardía. El manzano se adapta bien a altitudes de 600-1000 m, que mejoran sensiblemente la coloración y calidad de fruto en comparación con zonas de llanura.

Características de la variedad: Árbol vigoroso y muy productivo, no necesita polinizadora.

Frutos: Fruto de buen tamaño, sensible al cracking, de color rojo, estriado en porcentaje variable según la posición del fruto en el árbol y las condiciones climáticas. Pulpa ligeramente aromática, crujiente, dulce, poco acidulada y de sabor excelente. Buena conservación, aunque con ligera perdida de aromas. Madura a mediados de agosto. Necesitan aclareos para obtener buenos tamaños. Conviene en algunas variedades, alternar con otra variedad para ayudar al cuajado (fructificación).

Floración: Flores blancas, los pétalos pueden estar manchados externamente de color púrpura. Las flores aparecen después de brotar las hojas en la primavera.

Multiplicación: El manzano se multiplica por injerto sobre pie de membrillero.

Tamaño planta adulta: Puede alcanzar hasta15 metros de altura.

Iluminación: Pleno sol.

Temperatura: El manzano es resistente-20ºC, se puede adaptar a diferentes condiciones climáticas, aunque prefiere un clima fresco y más bien húmedo.

Trasplante: Se efectúa en primavera.

Suelo: Fértil y bien drenado, no necesita suelos muy profundos ya que sus raíces son superficiales.

Riego: Los manzanos necesitan gran cantidad de agua, siendo julio el mes de máximo consumo. En España, aunque las cifras son variables dependiendo del área de cultivo, se precisan riegos para obtener cosechas óptimas. También pueden tener ataques ocasionales de araña roja.

Abonado: Abonar con estiércol al final del invierno o comienzos dela primavera. En los primeros riegos añadir abono mineral complejo.

Podas: Eliminar las ramas innecesarias, incorrectamente dispuestas, competidoras, etc. Asimismo, deben reducirse las más viejas con el fin de regenerarlas. La poda en verde se utiliza para frenar el desarrollo de algunos brotes y favorecer el de otros con el fin de lograr una formación más rápida y equilibrada con la estructura del árbol.

Enfermedades: En invierno hacer un buen tratamiento con anticochinillas y cobre para eliminar las plagas y enfermedades que estarán invernando. Después vigilar el pulgón y el moteado a lo largo del cultivo.

TRATAMIENTO DE LOS FRUTALES:

Los frutales se deben pulverizar dos veces al año: 1º tratamiento se realiza en otoño antes de la caída de las hojas, 2º tratamiento se realiza en primavera antes de la floración.

-        Fungicida cobre: 1 sobre (50 gramos) para 10 litros de agua.

-        Anti cochinillas: 10 c.c. para 20 litros de agua (0.5 c.c. / 1 litro de agua).

Se pueden mezclar los dos productos.

Otros clientes también compraron:

Opiniones

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar tu experiencia en nuestros sitios. (Leer condiciones)