Peral Williams

15795
12,41 €
Con IVA
Disponibilidad: En stock

Árbol de buen vigor, productivo y exigente al frío. Dada su baja compatibilidad con el membrillero, se aconseja utilizar un intermediario entre ella y aquel o injertarla sobre patrón franco, sobre todo cuando los suelos son de escasa calidad. 

Tamaño frutales:

Accesorios imprescindibles

Nombre científico: Pyrus communis

Nombres populares: Peral.

Variedad: Peral william´s.

Familia: Rosáceas.

Origen: Asia.

Generalidades: Los perales son de climas cálidos, aunque para una óptima producción deben tener inviernos fríos, son ideales los climas con altitudes entre 600-1000 m. las heladas tardías pueden afectar a la floración del fruto. Es la variedad mas cultivada en el mundo por su idoneidad para la industria conservera.

Características de la variedad: Árbol de buen vigor, productivo y exigente al frío. Dada su baja compatibilidad con el membrillero, se aconseja utilizar un intermediario entre ella y aquel o injertarla sobre patrón franco, sobre todo cuando los suelos son de escasa calidad. Presenta una elevada capacidad partenocarpia, produce frutos muy alargados fusiformes o cilíndricos, se recomienda el uso polinizador (Limonera, conference y passe grassane)

Frutos: Fruto de tamaño grande, buena presencia comercial y buenas cualidades de conservación (hasta 3 meses), pudiéndose mantener en atmosfera controlada hasta febrero. Madura a finales de agosto.

Floración: Flores blancas a principios de la primavera.

Multiplicación: El peral se multiplica por injerto, en patrones enanizantes que hacen que fructifique mucho y todos los años.

Tamaño planta adulta: Pueden alcanzar hasta15 metros de altura.

Iluminación: Pleno sol.

Temperatura: Aun siendo una planta de climas cálidos, las heladas invernales intensas (-20ºC), prolongadas y las temperaturas estivales excesivamente altas no suelen perjudicar a los árboles.

Trasplante: Se efectúa en primavera.

Suelo: Fértil y bien drenado, no necesita suelos muy profundos ya que sus raíces son superficiales.

Riego: El peral requiere una humedad discreta de la tierra (interior de Aragón), por lo tanto debe regar en los períodos de sequía y especialmente para las plantas jóvenes. En lugares de temperaturas altas (costas valencianas) sus riegos deben ser frecuentes sobre todo en las épocas que van desde la floración hasta la recolección del fruto.

Abonado: Abonar con estiércol a poder ser al final del invierno o comienzos de la primavera.En los primeros riegos añadir abono mineral complejo.

Podas: Eliminar las ramas secas o deterioradas, aclarar si hay muchas ramas, hasta incluso se puede forzar la fructificación doblando las ramas horizontalmente.

Enfermedades: En invierno hacer un buen tratamiento con anticochinillas y cobre para eliminar las plagas y enfermedades que estará invernando. Después vigilar el pulgón y el moteado a lo largo del cultivo.

 

Otros clientes también compraron:

Opiniones

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar tu experiencia en nuestros sitios. (Leer condiciones)